Ideado por Bayer Uruguay, el Laboratorio Móvil se pone en marcha para su recorrido 2017

Es el segundo año consecutivo que, el proyecto creado por Bayer Uruguay junto a las facultades de Ciencia y Química, llevará la ciencia al interior del país. Durante 2016 visitó 51 escuelas públicas de nueve departamentos.

Con el objetivo de acercar la ciencia a los niños y maestros de escuelas rurales, el martes 25 de abril el Laboratorio Móvil (LAM) comenzó a calentar motores para dar inicio a su recorrido 2017, que lo llevará por nueve departamentos del interior de Uruguay (Colonia, Soriano, Artigas, Salto, Canelones, Maldonado, Rocha, Lavalleja y Rivera).

La presentación oficial fue en el Centro Agustín Ferrero de ANEP y en la Escuela 137 de Canelones donde, ante más de un centenar de personas, el intendente de Canelones Yamandú Orsi, el decano de la Facultad de Ciencias Juan Cristina, la decana de la Facultad de Química María Torre y las principales autoridades educativas de Canelones, informaron del recorrido para este año del único Laboratorio Móvil del país.

El LAM, inaugurado a fines de 2015 en la Expo Prado, es un proyecto de la Facultad de Ciencias y la Facultad de Química de la Universidad de la República y Bayer Uruguay que pretende entusiasmar a los niños con la ciencia desde una temprana edad. La idea es que puedan utilizar el conocimiento para su bienestar y la resolución de problemas de la vida cotidiana. Para eso, va recorriendo los distintos puntos del interior del país.

Durante 2016, el Laboratorio Móvil visitó nueve departamentos (San José, Flores, Florida, Durazno, Cerro Largo, Treinta y Tres, Tacuarembó, Paysandú y Río Negro) y 1.200 niños y más de 100 maestros de escuelas rurales pudieron aprender y experimentar con sus 14 actividades, que van desde la creación de un champú hasta el estudio del ADN humano. De esta forma realizando sencillos experimentos físicos y químicos, los niños se acercarán más a la comprensión de la ciencia.

Un equipo docente de ambas facultades acompaña el trayecto del LAM y en cada escuela rural se deja una kit de materiales para que maestros y alumnos puedan seguir replicando los experimentos del LAM y continuar el proceso de aprendizaje.

La idea del LAM nació en 2014 en Bayer Uruguay, después de una visita de los decanos de las Facultad de Ciencias y de la Facultad de Química al Baylab de México, donde conocieron el know how del laboratorio destinado a niños y jóvenes de dicho país.

Comprometido con este proyecto desde sus orígenes, Bayer Uruguay busca garantizar las herramientas necesarias para potenciar el interés en la ciencia en los niños uruguayos, quienes serán los científicos del mañana.